El déficit fiscal primario del sector público ascendió en octubre a $ 62.958 millones y creció 184% en forma interanual, según un informe oficial. El rojo de las cuentas públicas se dispara a 336% si no se tienen en cuenta los aportes del Banco Central y la ANSeS. El informe de la Secretaría de Hacienda indica que el desequilibrio subió de $ 17.762 millones a $ 77.500 millones.

En los diez primeros meses del año el resultado fiscal fue negativo en $ 429.967 millones, sin contar las transferencias del Banco Central y del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS. Esa variación representa un incremento del 67,8% con relación a igual período de 2015. En octubre, las transferencias del Banco Central aumentaron 81,2% y las de la ANSeS 53,3%.

LEER MÁS: "¿Qué vamos a recortar?, ésa es la discusión que comienza en 2017"

De acuerdo con el informe, el déficit primario acumulado, sin rentas financieras en el período enero-septiembre, ascendió a $ 286.023 millones, ubicándose 69% por encima en términos interanuales. El déficit acumulado fue resultado de un crecimiento de los ingresos primarios en $253.680,5 millones (+25,9% interanual) y de un aumento del gasto primario en $370.517,1 millones (+32,2%).

El resultado financiero acumulado, en tanto, registró un déficit de $261.460,7 millones, verificándose una suba interanual de ese indicador del 66%. Mientras que los ingresos primarios aumentaron $ 23.756 millones, y el gasto primario lo hizo en $ 64.537,6 millones. El aumento de los ingresos se produjo por el aumento de la recaudación de Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social y por el Impuesto al Valor Agregado.

En cambio, impactaron en el aumento del gasto primario las transferencias corrientes al sector privado por mayores gastos en "Planificación y coordinación estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas", como el pago de Asignaciones Familiares y diversas coberturas asistenciales; y Prestaciones de la Seguridad Social", en razón del efecto movilidad en estos haberes y por la mayor cantidad de casos cubiertos por moratoria previsional y por la política salarial del sector público.

En esta nota