"Agua, Snopek, agua... Yo lo espero", lanzó el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, cuando se dio cuenta que el legislador justicialista Guillermo Snopek tenía dificultades para hablar.

Cuando comenzó su discurso para incorporar al temario un proyecto contra la implementación de Uber, Snopek sonó con problemas fonéticos, como si tuviera necesidad de expectorar.


Tras la intervención de Monzó, Snopek respondió: "Ni con agua...". Enseguida se escucharon las risas del reto de los colegas en la Cámara de Diputados.

Embed

En esta nota