"Ey Pacha", el artista que creó el logo y la página que viralizaron el famoso insulto al Presidente "Macri Gato" explicó que su definición "es totalmente humorístico" y aseguró: "No creo que Macri se pueda sacar ese apodo".

“Antes de mi web solo habían tres memes en internet. Hoy son incontables. De alguna manera lo convertí en marca, y hoy está en todas las marchas kircheristas del país”, dijo en diálogo con revista Noticias.

El diseñador también creó una “Macrigatopedia” –versión bizarra de Wikipedia–, un videojuego, “Macri Cat Go”, y dos apps: una que obliga a la PC a cambiar cada “Macri” que aparece en la pantalla por “Macri gato” y otra que lanza un maullido cada vez que alguien nombra al Presidente cerca de la computadora.

LEER MÁS: Despidieron a 51 trabajadores de la sede de Wal-Mart en Avellaneda

Al explicar el significado de “Gato”, detalló: "Como insulto, tiene varias acepciones. Se le decía, en las cárceles, 'gato' al mulo del jefe del pabellón, que ejercía autoridad no para él sino para el que está más arriba. En este caso, Macri sería el gato de alguien más: de Trump o de las empresas, según a quien se le pregunte".

También se refirió a las reacciones que genera el "Macri Gato" y aseguró que "el que se ofende es un idiota, directamente". Y sumó: "Es la mezcla de un apellido, que no le pertenece a él, al ser un hombre político y público, con el nombre de un animal. Además mi trabajo es de recopilación: no inventé el insulto, solo junto lo que se va haciendo sobre el tema. La consigna es el humor. Que haya una remera que diga “Macri gato” es totalmente humorístico, para mí. No creo que Macri se pueda sacar ese apodo".

En cuanto a su identificación partidaria, teniendo en cuenta que el insulto lo adoptaron rápidamente los kirchneristas, comentó: "La primera crítica que me han hecho es esa, que soy kirchnerista. No tengo ningún interés en la política, solo estoy diciendo “Macri gato”: lo hago desde el humor. Que el kirchnerismo se lo apropie es lógico, no me molesta. Todos los grupos políticos se van apropiando de fenómenos culturales para capitalizarlos: lo popular, al no estar registrado, es factible de ser apropiado".

En esta nota