Varios usuarios quedaron a la deriva con la insólita medida que tomaron las empresas distribuidoras de electricidad: colocar medidores prepagos que le cortan el servicio si no pagan por adelantado.

Varios de los domicilios, muchos de bajos ingresos, se encontraron con que las empresas instalaron nuevos medidores, que se cargan de forma similar a un celular prepago.

Así ocurrió en el barrio Las Tunas, del partido de Tigre, en donde una señora relató que le cambiaron el medidor tras recibir facturas que oscilan "entre los 5 mil y los 6 mil pesos", equivalente al 67% de un salario mínimo, vital y móvil. "Hace tres semanas que no tengo luz", contó.

Embed

Las empresas justificaron la medida en que se trata de usuarios morosos, una categoría en la que muchos domicilios cayeron tras el brutal tarifazo del gobierno de Macri. El avance de las empresas fue tal que hasta usuarios electrodependientes recibieron la intimación para cambiar los medidores, algo que ponía en riesgo de muerte a sus hijos.

LEE MÁS "Edenor comenzó a instalar medidores prepagos"

En muchos de ellos hay incertidumbre porque al costo de la electricidad se le suma el que posiblemente los comercios le añadan por la recarga, algo similar a lo que ocurre cuando algunos kioscos cobran un extra por cargar la SUBE. En hogares humildes, que llegan con el dinero justo, cualquier costo extra puede ser la diferencia entre llegar o no a fin de mes.

LEE MÁS "Los electrodependientes, en alerta por una brutal decisión de Edenor"

Al respecto, las empresas aseguraron en una reunión ante una veintena de asociaciones de consumidores que llegarán a acuerdos con los comercios para no cobrar extras, algo que aun está por verse.

De igual manera, y ante la demora del Gobierno para reglamentar la ley, los padres de usuarios electrodependientes mandaron a imprimir unas calcomanías para indicar dónde viven usuarios en esa condición, para que las empresas no intenten cortar el suministro.

electrodependientes.jpeg