Diego Brancatelli logró unir "la grieta" de Intratables con un chiste contra el Gobierno de Mauricio Macri. En el piso, se encontraban discutiendo sobre la emergencia alimenticia de la argentina, que redujo drásticamente su consumo de carne y leche, cuando disparó una cómica crítica.

Embed

Los argentinos consumieron 40,1 litros de leche en promedio en 2016. El número es el más bajo desde 2002. La inflación y la recesión económica fueron las principales causas de la baja.

Además, se redujo el consumo de carne vacuna a 57 kilos anuales por habitante, según datos de diciembre. Se debió a que aumentó el precio de góndola en el último trimestre, pese a que el valor de la hacienda para faena retrocedió.