El Gobierno confirmó que el bono de fin de año será de $ 3.500 para los estatales de sueldos más bajos y de $ 2.000 para los que más ganan. Este monto es levemente inferior a lo que se perdió en la canasta básica total por el alza de precios.

De acuerdo a la fundación FIEL, el límite de pobreza equivalió a $ 11.703,60 en octubre. En comparación interanual sufrió una escalada del 47,6%; es decir, $ 3.774,33.

LEER MÁS: Navidad 2016: la canasta de productos costará casi $ 1.700 este año

Estos $ 3.500 que recibirán la mayoría de los estatales les permitirá alcanzar el poder adquisitivo pasado, pero sólo por diciembre.

Los trabajadores nacionales lograron un aumento paritario del 31% en cuotas, por lo que quedaron al menos 16,6 puntos por debajo de la inflación en todo el resto del año.

En esta nota