Luego de que Cristina Kirchner acusó al dibujante de Clarín Hermenegildo Sábat de violencia de género, éste le respondió con una columna de opinión en el diario y en la que expresó: "Yo tengo una sola opción de ahora en más: no dibujarla más".

Asimismo, Sábat contó que "durante muchos largos años las reacciones de los lectores siempre han sido desiguales" de acuerdo a las personalidad que le tocaba retratar. Y siguió: "Pero en ningún caso, hasta ahora, se me acusó de abusar, opinar o atacar de manera canallesca al sexo femenino".

LEÉ MÁS: CFK acusó a un humorista de Clarín por violencia de género

Sábat señaló que "no hubo ni militares ni civiles que me acusaran de acosar al sexo masculino" y acusóque la ex Presidenta "se atribuye potestades críticas para sospechar, en principio, y afirmar, en definitiva, que yo me dedico a atacar a todas las mujeres".

Cristina acusó a Sábat por violencia de género. En su cuenta de Twiter, la ex Presidenta mostró una serie de caricaturas en las que aparece con la boca cerrada y que fueron publicadas por el matutino. "¿Nos quieren calladitas y obedientes?", se preguntó.