Pese a haber negado el listado de equipamiento militar solicitado a Estados Unidos difundido a comienzos de 2017 por El Destape, el gobierno nacional incluyó en el presupuesto de Defensa un ambicioso proyecto que incluye la compra de aeronaves supersónicas, tanques de combate, rifles y hasta un patrullero oceánico, por un monto que supera los 20 mil millones de pesos.

En el presupuesto, Defensa incluyó para los próximos tres años la adquisición de aeronaves supersónicas por las que piensa desenbolsar unos $1.620 millones en 2018, $1.722 en 2019, y $1.575 en 2020, totabilizando una inversión de $4.917 millones.

Embed

Además, la cartera que conduce Oscar Aguad también planifica adquirir vehículos de combate a rueda por $960 millones de pesos ($320 millones por año hasta 2020), y continuar con la compra de los aviones Texan, de los Estados Unidos, para los que planifica invertir unos $2.677 millones de aquí a 2020.

Embed

Por otra parte, Defensa también detalló aquellas operaciones que incluirán financiamiento público, como la compra de pistolas calibre 9x19, rifles de asalto y know-how, por unos 530 millones de pesos, y la adquisición de patrulleros oceánicos OPV, como difundió El Destape meses atrás, por unos 8300 millones de pesos.

Estos buques capaces de realizar misiones en alta mar que incluyen anti-piratería, combate, lucha contra el terrorismo, operaciones de contrabando y narcotráfico, protección de plataformas, búsqueda y salvamento, protección de zonas pesqueras, medio ambiente y ayuda humanitaria, y cuentan con un armamento de cañón 20mm, así como también con la posibilidad de colocarle un sistema de misiles.

Embed

De esta forma, el Gobierno volverá a la carga e intentará concretar un viejo deseo de las fuerzas armadas nacionales, al incluirle en el presupuesto todos aquellos anhelos de reequipamiento militar, suspendidos este año tras la difusión del peligroso listado solicitado a los Estados Unidos.