"Imaginemos que Cambiemos ya ganó", propone Luis Majul. En su editorial de hoy en La Nación, el periodista hace un ejercicio donde Cristina Kirchner se presenta y pierde en las elecciones legislativas.

De esa manera, apunta que "si todo esto sucediera -y no sería nada descabellado que así fuera- el oficialismo podría salir a decir que una vez más Cambiemos derrotó al pasado". Sin embargo, alerta "que el oficialismo siga sin obtener una predominancia clara en diputados y senadores, que la centralidad de Cristina se haga más ostensible y que los potenciales inversores de adentro y del exterior también entiendan que la tensión entre lo nuevo y lo viejo no se termina de resolver".

LEER MÁS: Cambiemos confirmó su candidato a Diputado y Manes explotó de bronca

majul la nacion.jpg

Y califica este panorama como "una pesadilla interminable, la grieta no se termine de cerrar, la economía no termine de arrancar y que continuemos en una especie de limbo político, social y económico".

Esta teoría la tomó del asesor Jaime Durán Barba quien, según Majul, "cree, aunque no lo dice en público, que Cristina podría resultar ganadora, aunque perdiera". Y asegura que "el asesor de Macri considera miopes a quienes sostienen que una derrota lastimaría el ego de la ex presidenta".

Por último, le hace un pedido a Macri: "Quizá el senador Miguel Ángel Pichetto, Massa, Stolbizer o Randazzo no sean, para Macri, los dirigentes ideales para sentarse y plantear un acuerdo alrededor de los diez grandes temas de la Argentina que necesitan una urgente solución. Pero alguno de sus asesores debería sugerirle al Presidente que es necesario sentarse con ellos para configurar una oposición más racional y menos radical y delirante que la que propone la ex presidenta".