Un nuevo año de ajustes concluye este 31 de diciembre y la aprobación del Gobierno y Mauricio Macri no quedaron exentos: en la evolución propia y de su gestión, se registró un incremento de la opinión negativa en detrimento de la positiva.

Con especial énfasis en la sanción del ajuste a los jubilados, los números en azul y rojo de la llegaron a un empate técnico alrededor del 48,8% (positiva) y el 47,9% (negativa) en torno al Presidente.

Cabe destacar que hasta el 18 de diciembre, cuando fue finalmente convalidada la reforma previsional por el Congreso, Mauricio Macri contaba con un 54% de suscriptores contra un 42% de detractores.

Por el lado del Gobierno el cierre de año lo terminó perjudicando: tras la victoria en las elecciones de octubre, la aprobación de la gestión alcanzaba el 54,1%, bien alejado de la desaprobación (42,7%). Tras el escándalo contra los jubilados, la tendencia se revertió, dejando la imagen negativa en el orden del 50,4%, contra un 47,2% de positiva.

La encuesta fue realizada por Ricardo Rouvier & Asociados entre el 20 al 27 de diciembre de 2017 sobre 800 casos en todo el país. El nivel de confianza es de 95,5% y el margen de error es de +/- 3,4 para el total de los casos.

En esta nota