Desde que asumió, una de las principales medidas del gobierno de Mauricio Macri fue la reducción de subsidios. Ese ahorro fiscal que emprendió el oficialismo es equivalente al incremento en el pago de intereses de la deuda. Esta medida se obtiene cuando se miden ambas variables en relación al PBI.

Según el diario El Cronista, los intereses de deuda se incrementaron 79 % en los primeros 10 meses del año. Pasaron a representar 1,2 % del PBI en 2016, a 1,7 % en lo que va de 2017. El gasto total representa el mismo porcentaje del PBI en lo que va de 2017 que lo que implicó en los primeros 10 meses de 2016: un 20,1% del producto. En resumen: el tarifazo sirvió no para ahorrarle fondos al fisco, sino para pagar la deuda externa.

LEE MÁS

Embed

Cabe aclarar que la reducción del subsidio representó un duro golpe en el bolsillo de los usuarios, con incremento de las tarifas en una economía con alta inflación. Los intereses de la deuda pasaron de ser $ 99.621 millones durante los 10 primeros meses del año pasado a totalizar $ 178.047 millones en lo que va de 2017.

En lo que va de 2017 los subsidios económicos se redujeron un 23% cuando pasaron de $ 208.163 millones en el acumulado de octubre de 2016 a $ 1260.571 millones. A esta disminución hay que agregar el incremento de las prestaciones sociales, lo que reduce el impacto total sobre el gasto (y también el déficit primario) y, además, el aumento de los intereses, que tiene su efecto en el resultado financiero.

LEE MÁS

Embed