El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, acordó con la Confederación General del Trabajo no realizar un paro general. Fuentes del Gobierno señalaron a El Destape que el mandamás de la cartera laboral negoció con el triunvirato gremial por caja de las obras sociales.

Triaca le exigió a los popes de la CGT que realicen una marcha masiva, donde las bases se expresen. Allí no dar fecha de ningún paro y prometerlo para el futuro si el Ejecutivo no modifica sus políticas, tal como quedó plasmado en los discursos de los oradores.

“De esta manera, la gente se saca la bronca, se desinflan las demandas y pueden acordar con los sindicalistas el dinero que le deben por las obras sociales”, explicitó un funcionario a este medio. La negociación la realizaron dos de los tres secretarios generales, que le dieron la luz verde a Triaca.

LEER MÁS: El canto de las bases contra la CGT: "Poné la fecha la puta que te parió"

Consultado por El Destape, un vocero de Trabajo dijo que “la forma de brindarle soluciones a los trabajadores es a través del diálogo”. “La modificación al Impuesto a las Ganancias y la reparación histórica a los jubilados se lograron el año pasado a través del diálogo, y no con medidas como las de hoy”, plantearon.

"La fecha ya está puesta, si el Gobierno no rectifica sus medidas, los primeros días de abril habrá un paro de 24 horas", comentó Héctor Daer al cerrar el acto frente al Ministerio de Producción. El referente del gremio de la sanidad encabezó la medida con los otros triunviros Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña.

Sin embargo, la confirmación del paro sin una fecha determinada indignó a los asistentes. Parte de los manifestantes tomaron el escenario al grito de "paro general" y exigiendo la fecha de la medida de fuerza.

En esta nota