Organizaciones sociales montaron un acampe en el cruce de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, en pleno microcentro porteño, para reclamar por mejoras en los planes de trabajo social y amenazan con permanecer allí hasta el jueves si no llegan a un acuerdo con el Gobierno.

Tras una fallida reunión con las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social, los manifestantes acordaron seguir con el acampe durante la madrugada de este miércoles y amagaban con mantenerlo 48 horas más si no recibían una propuesta superadora por parte del Ejecutivo.

LEER MÁS: El incómodo momento de Cabrera al desmentir datos del Gobierno

Efectivos de la Policía Federal y de la Ciudad custodiaban la zona con un importante despliegue, aunque por el momento no habían recibido la orden de intervenir para un desalojo. Según informaron los delegados que participaron del encuentro en la sede de la cartera que conduce Carolina Stanley, el Gobierno les prometió que sumará "500 cupos nuevos en abril y otros 500 más en mayo" para que ingresen al programa de cooperativas "Argentina Trabaja", lo que calificaron de "insuficiente".

"Venimos a discutir el trabajo, venimos a discutir un aumento para el sector y reclamamos la reincorporación y el ingreso de 3.800 nuevos compañeros al programa", explicaron los delegados durante la asamblea que organizaron tras la reunión.

La protesta fue puesta en marcha por organizaciones de desocupados agrupadas en el llamado Frente de Organizaciones en Lucha, el MTD Aníbal Verón y el Polo Obrero, un día antes de que otros sectores realicen ollas populares en distintos puntos del país para reclamar mayor ayuda social.

La movilización, que comenzó cerca de las 12:00, fue sorpresiva y provocó serios inconvenientes en el tránsito en el centro porteño ya que la Avenida 9 de Julio quedó cortada en ambas manos desde su cruce con la Avenida de Mayo, obligando a los vehículos a desviarse por calles alternativas.

Puntualmente, las organizaciones reclaman por la reactivación de contratos caídos y el aumento de cupos para el ingreso al plan Argentina Trabaja, que subsidia a cooperativas para que emplee a personas desocupadas y en trabajos de infraestructura para los municipios.

Los manifestantes también denuncian que el Gobierno no le envía a estas cooperativas el dinero suficiente para garantizar las herramientas de trabajo a sus empleados, por lo que -aseguran- se vieron obligados a frenar algunos proyectos. "Nos prometen que van a reanudar las obras pero no nos dicen la fecha precisa", detalló uno los delegados durante la asamblea, y agregó: "Esta movilización tiene que ser contundente, por eso hoy decimos ´quedémonos, banquemos esta noche´".

En esta nota