El abogado de Mariano Martínez Rojas, Alejandro Sánchez Kalbermatten, cometió un sincericidio en la mesa de Animales Sueltos y reconoció que en las denuncias de corrupción de su defendido puede haber "algo de ficción", lo que molestó a los integrantes del programa.

En el programa que va a la medianoche por América, Sánchez Kalbermatten se refirió a las denuncias del empresario en una entrevista con el canal Todo Noticias. Allí, el hombre que ingresó con una patota a la redacción de Tiempo Argentino aseguró que la verdadera dueña de los medios del ex Grupo 23 "era Cristina Kirchner", vinculó a la esposa de Guillermo Moreno en maniobras de contrabando y dijo que participó en casos de lavado de dinero con fondos destinados a productores algodoneros en Formosa.

Consultado por este último caso, el abogado negó que su defendido se esté autoincriminando porque lo dijo ante los medios y agregó: "Puede haber algo de ficción".

Embed