El 90 por ciento de los usuarios de las garrafas sociales paga por ellas un valor mayor al estipulado oficialmente, según un relevamiento realizado por la Defensoría del Pueblo de la Provincia.

El informe indica que el 74,5 por ciento de los encuestados abonó entre $150 y $250 por una garrafa durante el último mes, cuando el subsidio otorgado por la Anses por cada garrafa social es de $115, según determinó el informe realizado para determinar la accesibilidad, costo, conocimiento y uso del Programa Hogar en el territorio bonaerense.

“Hablamos de un producto fundamental para las personas más vulnerables ante los intensos fríos del invierno, por eso lo que queremos es que el precio que fija el Gobierno tenga un control real y sea accesible para quienes lo necesitan”, afirmó el titular del organismo, Guido Lorenzino al medio Diario Hoy.

El informe establece que el 89,7 por ciento de los beneficiarios obtiene las garrafas en el punto de venta, mientras que solo el 10,3 por ciento elige la opción de que se la envíen a su hogar. De esta forma, el 64,7 por ciento de los entrevistados compra en el almacén del barrio, el 22,6 lo hace en distribuidoras de gas, mientras que el 3,8 adquiere este bien en el camión que circula.

"El Estado es el que debe garantizar la accesibilidad a la garrafa social”, reclama el informe. De acuerdo al censo de 2010, 1.130.000 de personas en la Provincia no poseen gas natural y el 93 de las personas que utilizan garrafa, lo hacen para cocinar.

LEER MÁS: Aranguren dice que con el tarifazo los pobres dejarán de usar garrafas

En esta nota