La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtió la confusión que está generando la implementación de los "Precios Transparentes" y le reclamó al gobierno de Mauricio Macri que aclare la metodología, debido a que el 80 % de los comercios no comprende la medida ni cómo instrumentarla.

"Eso está generando altercados entre consumidores y vendedores que perjudican a las Pymes, que ya tienen como carga los aumentos recientes en las tarifas de luz, gas y combustibles y la caída en las ventas durante todo 2016", señaló CAME.

Asimismo, recuerda que "la mayoría de los comercios que daban la posibilidad de financiamiento, ya cobraban un interés por el precio financiado porque las tarjetas no les daban las mismas condiciones que a las grandes cadenas. Y justamente eso les generaba pérdidas de ventas en las manos de los grandes comercios que sí ofrecían cuotas".

Frente a la confusión y malos entendidos generados por esa situación, CAME señala que "los consumidores acuden a esos negocios y perciben que el empresario le modificó las condiciones de venta ya sea subiendo el precio, agregando el interés, o eliminando el financiamiento, cuando en realidad mantuvo las mismas condiciones que antes".


CAME informó que se comprobó que el 28% de los comercios analizados aún no implementó la norma porque no la comprende o está analizando cómo hacerlo y que otro 31,9% no la aplica porque ya cobraba precios diferentes por pago "efectivo, en una cuota o débito" y pago "en cuotas".

En tanto, el 20,2% no la aplica porque no acepta tarjeta o porque sólo acepta tarjetas en un pago y los precios entre esas dos modalidades siempre fueron iguales, de lo que resulta que "el 80,1% de los comercios PyME no cambió nada frente al martes 31 de enero", señala la entidad.

CAME puntualiza además, que el 4,8% de los comercios relevados que antes cobraban cuotas sin interés disminuyó entre 5% y 10% el precio de venta en efectivo o un pago, pero aumentó entre 10% y 20% el precio con financiamiento en seis cuotas.

Embed


En esta nota