Pese a los mas duros intentos del Gobierno por mostrar una clima de confianza, estabilidad económica y tranquilidad, esos augurios no son vistos así por la vasta mayoría de las personas, que no preveen del 2018 un buen año, en base a un relevo de CEOP sobre 1828 casos.

Embed

El desempleo y la inflación son los números más contudentes. Del total de los encuestados, 51% ve con dificultad la generación de nuevos puestos de trabajo, mientras que 54 por ciento afirma que va a empeorar los aumentos de precios.

Embed

En cuanto a la perspectiva económica, los números tampoco son muy alentadores. A nivel macro, el 70,6% considera que la va a empeorar el panorama, mientras que a escala familiar, más de la mitad (57,4%) considera que vienen tiempos aún más difíciles.

Embed
Embed

Por último, la famosa inversión que el Gobierno sigue esperando: el 64,1% de los encuestados consideraron que la inversión en 2018 no crecerá, pese a las insistencias del oficialismo ante los mercados globales.

Embed

En esta nota