Al ser duramente cuestionada por la baja de pensiones, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, cargó contra el Gobierno anterior al decir que eliminaron una cantidad similar de haberes. Un estudio de CEPA muestra que los números son, en efecto, cercano, pero que el 62% se explicó porque cumplieron la mayoría de edad y lograron jubilarse.

En los 11 meses que van desde junio de 2014 a abril de 2015, que representa el período con datos disponibles, se dieron 145.122 bajas y suspensiones. La proyección de este guarismo a los 12 meses estimaría unas 160.000 personas sin el haber, que se asemeja a la cifra que Stanley mencionó para todo 2015.

LEER MÁS: El Gobierno ya dejó a 83 mil personas sin pensión

Sin embargo, CEPA precisó que el 62% de las bajas de pensiones por invalidez en ese período corresponden a jubilaciones. En tanto, por fallecimiento se dieron el 18% de las bajas, el 6% fueron renuncias voluntarias y otro 6% por obtener empleo.

De las jubilaciones, que representa la amplia mayoría de los casos, una gran parte responde a la moratoria jubilatoria, en la que pasaron a cobrar de $ 4.475 (el 70% de la mínima) a $ 6.394 (mínima).

Sólo en los primeros cinco meses del año, el Gobierno les quitó la pensión a 83.000 personas. Del total, cerca de 72.000 fueron haberes por discapacidad suspendidos o dados de baja.

En esta nota