Durante el primer fin de semana largo del año, viajaron 2.150.000 personas por el país, un 4,9% más que el año pasado, y realizaron un gasto directo de 5.556 millones de pesos en ciudades turísticas, algo menor que en 2016, de acuerdo con un relevamiento difundido este martes por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Según la entidad, para muchos operadores del sector el fin de semana "fue muy bueno, mejor de lo esperado en muchos destinos. Así ayudó a compensar una temporada de verano que fue floja y que perdió público de la mano de destinos más competitivos como fueron Chile, Brasil y Uruguay principalmente".

"Los buenos resultados se lograron a pesar que el feriado largo, este año, coincidió sobre fin de mes. Incidió que la gente se movilizó menos este verano, y que al caer tan próximo al comienzo del año lectivo muchas familias lo vieron como el último viaje antes de arrancar de lleno en el año laboral", destacó el informe.

Además, CAME detalló que la estadía media se mantuvo en 3,8 días, similar a 2016, aunque con bastante disparidad entre ciudades: mientras algunas reportaron una permanencia de 3 días, en otras fue de 4,7 días. El desembolso promedio diario en tanto, rondó los 680 pesos por turista, 29,6% por encima del mismo fin de semana del año pasado.

Así, si bien el gasto directo total creció 35,8%, frente al mismo fin de semana del 2016, si se quita el efecto inflación (37,7% anualizada en enero) el dispendio directo a precios constantes del año pasado cayó 1,3%, puntualizó el reporte empresario.

Y añadió que las ventas de los comercios ligados al turismo (medidas en cantidades) bajaron 2,5% frente al mismo fin de semana del año pasado. Las zonas más visitadas fueron la Costa bonaerense, ciudades de Córdoba, de Entre Ríos y Misiones, en este último caso con las Cataratas como "marca internacional".

En esta nota