Una ola de frío polar ya puso a más de 40 estados del país con temperaturas de -20º celsius y obligó la cancelación de miles de vuelos. Al menos 17 personas murieron a causa de las bajas temperaturas y se espera que en las próximas horas haya un cambio de las condiciones climáticas que lleve a que se conviertan las tormentas en un ciclón bomba invernal.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos emitió advertencias de ventisca desde Virginia hasta Maine y se espera que áreas cercanas a Boston vean unos 30 centímetros de nieve. Las escenas reales recuerdan a las mostradas en la película "El Día después de Mañana" en las que una feroz inundación atacó Nueva York y luego padeció un abrupto congelamiento de la superficie.

Embed

Los meteorólogos advirtieron que la nieve caerá rápidamente, a una velocidad acelerada, porque la tormenta se intensificará por el efecto de "bombogénesis", más conocida como "ciclón bomba".

La tormenta de nieve ya provocó que nevara por primera vez en tres décadas en Florida.

Los "ciclones bomba" se alimentan de la diferencia de temperatura entre la tierra fría y las aguas cálidas del Atlántico. El aire que entra gira en espiral hacia el centro, se eleva y luego sale por la parte superior. Si es más el aire que sale que el que es chupado, la presión cae aún más y el sistema crece.

La tormenta es peligrosa debido a que mientras se desarrollan y se someten a la "bombogénesis", generan fuertes lluvias y nieve. Asimismo, pueden provocar inundaciones y ráfagas de vientos huracanados.

Qué ocurría en "El Día después de Mañana":

Embed

En esta nota