"Bien echado" publicó Feinmann en la red social Twitter y compatió el polémico video en el que se ve a Alvaro Zicarelli insultando a la ex presidenta Cristina Kirchner, en referencia a la decisión de desplazar al cacerolero del Senado y la fundación SUMA.

Embed

Sin embargo, Feinmann reconoció las buenas intenciones de la vicepresidenta al deshacerse de él por haber insultado al anterior gobierno y no por ganar 60 mil pesos de las arcas públicas por trabajar en la fundación.

Embed