El Gobierno "subestimó el problema de la inflación", advirtió el economista jefe de la consultora Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina. Por esto, analizó que ahora necesitará políticas económicas complementarias a la monetaria para poder desarticularla.

El economista afirmó que el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, se equivocó al haber hablado de una meta de inflación para este año sin tener en cuenta las consecuencias de la devaluación y la suba de tarifas.

"El Gobierno ha subestimado el problema hablando a principios de año de 25%, cuando se iba a ajustar el tipo de cambio y las tarifas era bastante obvio que la inflación iba a estar por encima de lo que cerró el año pasado, que fue de alrededor del 27%", cuestionó. Con números oficiales de la Ciudad de Buenos Aires y privados de la consultora Ecolatina se comprobó finalmente que la Argentina superó en el primer semestre de 2016 la meta inflacionaria que había puesto Prat Gay para los doce meses.

LEER MÁS: El precio del aceite se disparará a $ 90 en los próximos días

Después, dijo el economista, hubo una promesa de que la inflación iba a descender drásticamente en este segundo semestre y sin embargo el problema está mostrando que es "bastante más inercial, por lo que es más difícil de bajar". Consideró que la inflación está bajando "muy lentamente" pero todavía se encuentra en niveles "muy elevados", dado que junio estuvo en 3% y en julio, según la medición preliminar, sigue en torno al 2,5%.

El economista dijo que esa ralentización "muy, muy lenta" del fenómeno inflacionario genere "dudas" sobre si se podrá llegar al 1,5% mensual en diciembre, como también prometió la administración Macri. Sigaut Gravina dijo que la inflación "no es sólo un fenómeno monetario, tiene inercia y vida propia" y se necesita otro tipo de políticas económicas para desarticularla.

En esta nota