La cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) se reunió con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y expresaron su respaldo a las polémicas prácticas educativas no remuneradas para "capacitar" a estudiantes.

Tras la reunión, el vocal de la central fabril José Urtubey resaltó que "no se trata de trabajo infantil, hablamos de pasantías en términos de capacitación".

Sin embargo, en diálogo con El Destape, el dirigente gremial Eduardo López cuestionó esta visión. "Estamos a favor de que se articule con el mundo del trabajo para que el joven se pueda insertar de manera eficaz en el mundo laboral. Ahora, otra cosa es formar mano de obra barata, en beneficio de los empresarios, quitando horas de estudio a los chicos", señaló el secretario general de UTE-CTERA.

También, advirtió que "lo que no se explicita es que se disuelve el quinto año de los bachilleratos y el sexto de las técnicas" y lanzó: "Los chicos no quieren cambiar trabajo por educación. Quieren trabajo y educación".

En esa línea, la educadora Laura González Velasco afirmó que "es bastante preocupante que el Jefe de Gobierno se reúna con la UIA antes de reunirse con los docentes, estudiantes y familiares que son parte de la comunidad educativa".

En diálogo con este portal, la candidata a legisladora porteña por 1País comentó: "El mundo del trabajo es importante que tenga una opinión respecto de la formación porque la escuela secundaria tiene que formar para el trabajo aunque también tiene que formar ciudadanía y para la continuidad de estudios superiores".

Por último, el secretario general de Ademys, Jorge Adaro, manifestó: "Esta es una reforma a la medida de las empresas. Generan una perversa promesa de empleo para los pibes que es falsa ya que al año siguiente el circuito vuelve a comenzar con nuevos estudiantes. Es macabro que la hagan llamar ´secundaria del futuro´ porque de hecho deja sin futuro a los estudiantes. Anula la posibilidad de ir a la universidad y de formarse en materias que son centrales y convierte a los jóvenes en mera mano de obra barata. El respaldo de la UIA es muestra de que esto esta hecho a su medida".

En esta nota