El Gobierno deshizo por decreto el Consejo Nacional de las Mujeres y creó con rango de Secretaría al Instituto Nacional de las Mujeres, pese a la recomendación de un tratado de la ONU de darle rango ministerial.

La directora del organismo seguirá siendo la misma, Fabiana Tuñez, quien destacó esta nueva medida y la calificó como "un cambio histórico que refleja un avance importantísimo".

Sin embargo, desde diferentes espacios salieron a cruzar esta decisión. Raquel Vivanco, Coordinadora Nacional de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), afirmó sobre esta decisión: "Hasta el momento las políticas públicas que llevó adelante el Gobierno Nacional en materia de lucha contra la violencia hacia las mujeres y de búsqueda de la equidad en el acceso a los derechos entre mujeres y varones han sido escasas e ineficientes. No se requiere más prueba para afirmarlo que el hecho de que el número de femicidios que crece año a año. Cabe destacar también que el Consejo Nacional de las Mujeres ha sufrido diversos recortes de presupuesto que, originalmente, ya eran insuficientes”.

El Instituto ahora estará bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social y ya no será una dependencia de Presidencia. En diciembre del año pasado, la Convención para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer (tratado internacional de la ONU, "CEDAW" según sus siglas en inglés) había recomendado al Gobierno argentino por la violencia contra la mujeres "la necesidad de mejorar el presupuesto, ampliar la prevención de los femicidios, proveer los recursos técnicos y económicos para el desarrollo del Registro unificado de casos de violencia, crear un fondo económico para apoyar a las víctimas de violencia y especialmente considerar las formas de apoyo y prevención las mujeres indígenas, con discapacidad y otras más vulnerables" y así darle rango ministerial.

El Gobierno eligió darle sólo rango de Secretaría. Vivanco aseguró sobre este punto: “Estamos perdiendo la oportunidad de debatir en el Congreso Nacional que el Consejo Nacional de las Mujeres adquiera rango de Ministerio Nacional y que la lucha por la eliminación de todos los tipos de violencia contra las mujeres sea prioridad en la agenda pública del Gobierno”.

Por su parte, el colectivo "Las mujeres peronistas" expresaron su preocupación por esta decisión publicada ayer en el Boletín Oficial con el decreto 698/2017.

"Los organismos garantes de derecho fueron modificados en sus composiciones y figuras en el organigrama en lo que hasta ahora pareciera ser una restricción a la participación. Es el caso del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) donde sólo habrá un director ejecutivo excluyendo las representaciones provinciales. La creación del instituto es una muestra más del doble estándar que maneja la gestión de Cambiemos y sus aliados. Lo que en apariencia se muestra como una jerarquización, es en la letra chica donde está la realidad, una concentración de poder, que excluye las realidades que habitan en nuestro país", expresaron.

Y agregaron en un duro comunicado: "Exigimos gestión y políticas públicas reales contra la violencia de género desde una perspectiva federal. Exigimos que detengan el desfinanciamiento que vienen haciendo del Estado en materia de género, discapacidad y derechos de los grupos más vulnerabilizados".