El asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba se encarga de diseñar las campañas del PRO desde los tiempos en que Mauricio Macri era jefe de Gobierno. Durán Barba les enseña a los funcionarios del Gobierno, especialmente al Presidente, a comunicar las ideas y las políticas de ajuste que llevan adelante.

En un fragmento del libro "La política en el siglo XXI", publicado en Noticias, Durán Barba asegura que "es tan difícil comunicar a la población un plan económico de ajuste, aunque sea necesario".

Allí, señala que "es difícil intentar demostrar algo cuando los argumentos de la mente contrarían pulsiones que están arraigadas en la gente gracias a miles de años de evolución. El discurso no convence y produce un efecto lateral negativo: despierta sensaciones que hacen daño a quien envía el mensaje".

LEER MÁS: Del Moro maltrató a Brancatelli y quiso echarlo de Intratables

Y continúa: "Si el emisor del mensaje tiene además un discurso complejo que invoca razones técnicas o éticas difíciles de asimilar, el receptor siente que lo quieren engatusar y reacciona en contra. La comunicación no puede centrarse en la necesidad de hacer sacrificios, sino en la posibilidad de conseguir metas. Es poco motivador que alguien lo invite a subir al Everest para cansarse. Es preferible que le cuenten la inmensa satisfacción que se siente al coronar una montaña de esa magnitud".

Y cierra haciendo una referencia al gobierno de Cambiemos: "Como ya mencionamos, en muchos años el único gobierno que tomó medidas económicas de ajuste sin sufrir una crisis de popularidad –como ocurrió con todos los gobiernos del continente– fue el de Mauricio Macri en 2016. Conociendo la evolución de las cifras, es gracioso leer a algunos analistas que dijeron que el principal problema del Gobierno era que no sabía comunicar lo que hacía".