El sindicato de los estatales lanzó un duro comunicado para advertir sobre la posición del Gobierno con respecto a la soberanía de las Islas Malvinas. Allí manifestó su "preocupación y rechazo ante los hechos de público conocimiento con respecto a la causa Malvinas".


EL COMUNICADO

Desde ATE Capital, junto a los trabajadores del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, ubicado en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (Ex ESMA), queremos expresar nuestra preocupación y rechazo ante los hechos de público conocimiento con respecto a la Causa Malvinas.

El martes 13 de septiembre de 2016, el ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina emitió un comunicado conjunto firmado por la Canciller Susana Malcorra y su par británico, Sir Alan Duncan.
En el mismo se detallan una serie de puntos, de los cuales uno (titulado "Atlántico Sur") expresa un retroceso significativo en las políticas de Estado llevadas a cabo por la República Argentina desde la usurpación británica de nuestras Islas Malvinas en 1833. Se omite mencionar la controversia de soberanía y se acuerda "remover todos los obstáculos que limiten el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo pesca, navegación e hidrocarburos".

Esto significa el levantamiento de todas las medidas administrativas, legislativas y judiciales que ha tomado nuestro país para proteger sus recursos naturales frente a la explotación ilegal de nuestra pesca e hidrocarburos. Resulta además inoportuno, entendiendo que la posición argentina es apoyada casi por unanimidad a nivel mundial sumado al contexto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea que debilitó aún más la posición británica.

La defensa de nuestra soberanía en Malvinas no sólo es estrictamente nacional, sino que además tiene alcances a nivel regional-latinoamericano y de todos los pueblos del mundo que rechazan la existencia de un enclave colonial al sur de nuestro continente.

Por otra parte, el comunicado conjunto expresa, en su título referido a "Seguridad Internacional y Defensa", que "Ambas partes acordaron que para enfrentar las amenazas a la paz y seguridad internacionales se requiere una cooperación y coordinación internacional más estrecha." Asentir dicha posición significa lisa y llanamente convalidar a la creciente militarización del Atlántico Sur por parte de Gran Bretaña.

Las autoridades actuales del gobierno argentino deberían recordar el mandato constitucional que establece que la recuperación de las Islas Malvinas y "el ejercicio pleno de la soberanía son objetivos irrenunciables del pueblo argentino".

Paz, Memoria y Soberanía son los ejes del Museo Malvinas. Como trabajadores del Estado, y particularmente los trabajadores del primer Museo Nacional creado por el Estado dedicado íntegramente a nuestras Islas Malvinas, estamos en pleno desacuerdo con las políticas y discursos que se dieron en los últimos días.
Sostendremos inclaudicablemente, desde nuestro trabajo diario, el reclamo por la soberanía de nuestras Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.