Los diputados radicales Ricardo Alfonsín y Carla Carrizo se desmarcaron del resto del interbloque Cambiemos al negarse a acompañar, en la comisión de Asuntos Constitucionales, los pedidos de expulsión de Julio De Vido de la Cámara baja, de acuerdo a los términos del artículo 66 de la Carta Magna.

De esta manera, al oficialismo, que ya tenía un panorama incierto en su misión de sumar voluntades entre los integrantes de la oposición de la comisión de Asuntos Constitucionales para emitir dictamen favorable a la expulsión, ahora se le agrega un amotinamiento en sus propias filas.

Con las bajas de Alfonsín y Carrizo, Cambiemos pierde dos votos clave, y hasta el momento sólo está en condiciones de asegurar doce voluntades propias (seis del PRO, cuatro radicales, dos de la Coalición Cívica) y una adicional del aliado Franco Caviglia (Juntos por Argentina) en la reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales, que tendrá lugar este miércoles a las 11 para tratar los proyectos que apelan a la figura de “inhabilidad moral”.

LEER MÁS: Filmus, Carrió y Lousteau preparan un debate por televisión

A fin de lograr los 18 votos necesarios para motorizar el dictamen de mayoría (es decir, la mitad más uno de los 34 integrantes de la comisión), el oficialismo requerirá cinco votos extra que tendrá que salir a pescar en la pecera de la oposición.

En diálogo con NA, Alfonsín aseguró que de acuerdo al artículo 66, “solamente pueden ser excluidos del Congreso por inhabilidad moral aquellas personas que hayan incurrido en delitos por causas posteriores a la asunción del cargo” de legislador.

En el caso de De Vido, todas las causas abiertas en las que se encuentra procesado o imputado refieren a hechos anteriores a su jura como diputado nacional.“Yo no voy a consentir eso de que con el fin de quedar bien con la opinión publica que se utilice como medio la violación de la Constitución Nacional”, sostuvo.

Por su parte, Carrizo fijó su discrepancia con los proyectos para excluir a De Vido por inhabilidad moral y en cambio pidió insistir en la comisión con “el desafuero por delitos contra la administración pública”. Resaltó que si el objetivo es “construir instituciones”, hay que “salir de la lógica del atajo y dejar de hacer un espectáculo de la corrupción”.

“Tal como lo establece el artículo 70 de la Constitución, para quitarle los fueros como se ha instalado en los medios, se necesitan dos tercios de los votos de los diputados. Hacer de esto todo un debate mediático y una puesta en escena no es representar, es especular en campaña electoral, expresó la dirigente radical”, sentenció, en una indisimulada crítica a sus pares de Cambiemos.

En esta nota