Mauricio Macri presentó su declaración jurada y allí aseguró que en 2016 "perdió" 27 millones de pesos. Sin embargo, los documentos ante la Oficina Anticorrupción esconden los bienes que puso en el cuestionado fideicomiso ciego, que no es tal.

Según la DD.JJ., Macri cerró el año 2016 con un patrimonio de 82,6 millones de pesos, menos que los 110,2 millones con los que lo inició. Entre sus bienes se cuentan acciones de empresas agropecuarias, depósitos en el país, propiedades, campos y títulos públicos.

De ese patrimonio desaparecieron, por ejemplo, las deudas que tenían el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, y su hermano del alma, Nicolás Caputo. Este último tenía una deuda de 22 millones de pesos en 2015. A su vez, tampoco están los 18 millones de pesos que Macri depositó en las Bahamas y que, explicó, eran los fondos que poseía en Nueva York cuando el banco Julius Baer compró el Merryl Linch. De acuerdo a su versión, la compra de la entidad financiera cambió de radicación la cuenta.

La diferencia patrimonial se explica, principalmente, por la creación de un fideicomiso "ciego" a mediados de 2016, una forma para mostrarse como más transparente, publica el sitio Nuestras Voces.

El mecanismo consistía que una empresa administraría sus bienes y Macri no sabría cómo lo están haciendo, para que eso no influya en las medidas que toma como jefe de Estado.

Sin embargo, ni el fideicomiso era total ni era ciego. Según consigna el portal Nuestras Voces, Macri transfirió un total de 44,2 millones de pesos en acciones al fideicomiso ciego. Es decir, solo lo hizo por menos del 40% del patrimonio, cuando lo habitual en otros países es hacerlo por la totalidad de sus bienes.

Ese fideicomiso está a cargo de la empresa Seguridad Fiduciaria SA. El vicepresidente de esa firma era Carlos D'Alessio, actual escribano general de la Nación nombrado por el propio Macri. Es decir, un funcionario público que trabaja a la par del Presidente.

Para evitar sospechas, D'Alessio renunció a su cargo en la empresa. ¿Cuándo lo hizo? Según reveló el mencionado portal, ocurrió el mismo día que se constituyó el fideicomiso, que de ciego tiene poco.

De acuerdo a la estimación realizada por el sitio, si se tienen en cuentas esos bienes, el patrimonio de Macri no solo no disminuyó, sino que creció en un año un 15%.