Los docentes bonaerenses rechazaron este martes a la mañana una oferta salarial del gobierno de María Eugenia Vidal que consiste en un incremento salarial del 20 por ciento en dos cuotas, con cláusula gatillo por inflación, y una suma extraordinaria por el poder adquisitivo perdido en 2016.

Los representantes de los sindicatos que participaban de la reunión llevada adelante en La Plata esta mañana rechazaron la oferta por considerarla insuficiente, según dijeron fuentes gremiales a NA.

Las dos cuotas del aumento ofrecido para este año serán pagadas en los meses de abril (11%) y en septiembre (9%), mientras se lleve adelanto un monitoreo que comparará ese incremento con la inflación real que reporte el Indec, según la propuesta.

Fuentes oficiales dijeron a NA que se mantiene la oferta de incremento salarial de largo plazo contemplando los años 2018 y 2019: incremento similar a la suba oficial de precios más gatillo, en dos tramos, y un 10 por ciento de esa inflación.

Por el 2016, la gestión de la administración Cambiemos ofreció una suma no remunerativa que duplica a la de la última oferta al pasar a 1.500 pesos por cargo o su equivalente en horas cátedra con un máximo de 2.500 pesos.

Se trata de una suma extraordinaria por el año pasado ante el reclamos de los gremios por la pérdida de poder adquisitivo por inflación. Así, en septiembre el maestro de grado con jornada simple sin antigüedad percibiría unos 11.761 pesos.

En esta nota