Docentes lograron desenmascarar la persecución ideológica en un transporte público, cuando un grupo de policías intentó bajarlas del tren por "cantar".

Cuando el policía de la Federal intenta detener el tren, las mujeres le responden: "¿si cantamos el arroz con leche, podemos seguir?"

Ante la pregunta y la falta de miedo de las docentes, el policía tuvo que bajarse del tren junto a los dos oficiales que lo acompañaban.

"Unidad de los trabajadores y al que no le gusta, se jode", cantaron, a modo de victoria, las docentes.

Embed

En esta nota