Los docentes agrupados en CTERA realizan un paro nacional de 24 horas para enfrentar los proyectos de reforma que impulsa el Gobierno de Cambiemos. A las 13.30 se concentrarán en la esquina porteña de Callao y Mitre para marchar hasta el Congreso de la Nación junto a otros gremios y organizaciones sociales.

"No a la reforma previsional", afirma el comunicado de los docentes, quienes se verían perjudicados en caso de que se apruebe la reforma previsional que quita derechos a los trabajadores de la educación.

La medida de fuerza había sido decidida en el congreso del sindicato mayoritario de docentes realizado este lunes por la noche se decidió la medida de fuerza en repudio a "las reformas que el Poder Ejecutivo está impulsando, que significaran un retorno a las políticas educativas de los 90, de ajuste en la educación pública", indicaron.

De esta forma, el paro de CTERA dará respaldo a la marcha que harán al Congreso el moyanismo, la CTA de los Trabajadores, de la que forma parte este sindicato docente, y la CTA Autónoma.

El Gobierno nacional ya dejó trascender que piensa eliminar los regímenes especiales de jubilación, a los que considera de "privilegio". Aquí incluye a las jubilaciones de los jueces pero también a la de los propios docentes, que aportan más durante su vida activa pero pueden retirarse con un monto mayor al promedio de los jubilados y unos años antes.

LEER MÁS: El Gobierno considera la jubilación docente "un privilegio" y va a eliminarla

Por su parte, el resto de los gremios docentes, enrolados en la CGT, no dispusieron medidas de fuerza para la jornada del miércoles.

CTERA también repudió "el intento de cierre de Institutos de Formación Docente (en reemplazo de una universidad docente, como promueve la gestión porteña) y las reformas impulsadas por el Gobierno Nacional y distintos gobiernos provinciales".

En la Ciudad de Buenos Aires, la medida de fuerza incluye un reclamo del gremio Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) contra la iniciativa del gobierno porteño de crear una universidad para la formación docente.

Los derechos que perderían con la reforma

Los cambios en la jubilación docente fueron adelantados en una publicación del diario Clarín que puso en alerta a los gremios docentes. El Gobierno, de acuerdo al matutino, busca recortar el gasto en jubilaciones por medio de quitar derechos a los gremios docentes.

Entre las jubilaciones que consideran de privilegio están los docentes, que en el caso de las mujeres se jubilan a los 57 años y los hombres a los 60. Además, como diferencial tienen que pueden recibir el haber tras presentar años de aportes de otras actividades para completar los años de servicios.

Los maestros y profesores obtienen el 82 por ciento móvil del mejor salario del ultimo año. A nivel nacional los docentes reciben un porcentaje mayor que jubilados bajo otro convenio, pero también tiene un aporte más alto: deben hacer un aporte previsional del 13 por ciento, cuando el otro es del 11%. En la provincia de Buenos Aires, el aporte aumenta al 16 por ciento.

"Hoy el sistema jubilatorio docente es sustentable. Cada 3,25 trabajadores activos aportantes hay un jubilado", explicó a El Destape Marina Mapelli, secretaria de Jubilaciones del gremio SUTEBA. Con el recorte de jubilaciones, el gobierno busca bajar el gasto del Estado en $ 23.923 millones este año.

Además de las jubilaciones docentes, el Gobierno también hará un recorte de los regímenes de diplomáticos, judiciales y de los trabajadores de Luz y Fuerza, incluyendo mayores aportes o elevándoles la edad jubilatoria.

Como en el caso de los docentes y los médicos, los trabajadores de Luz y Fuerza pueden jubilarse con menos años de aporte por el estrés del empleo, además del riesgo de vida.