El Gobierno le da un golpe a los trabajadores con la vía del decretazo. A través de sendos DNU que tiene preparados, eliminará los feriados puente y modifica el sistema de ART, pese a que hay un proyecto de ley sancionado en el Senado y que espera tratamiento en la cámara de Diputados.

De esta manera, el Gobierno cancela la posibilidad de convocar a sesiones extraordinarias, como hiciera en diciembre por el impuesto a las Ganancias. A su vez, mantiene congelado el proyecto de ley que establece la paridad de género en las listas legislativas, ya que lo utiliza como una moneda de cambio para la fallida reforma política.

Según consignaron los matutino Ámbito Financiero y El Cronista, el Gobierno ya tiene redactado las normas que modifican por un lado el sistema de ART y por otro cambian el régimen de feriados, dos reclamos de los sectores patronales preocupados por la llamada "industria del juicio" y por el pago de horas extras en días no laborables.

LEE MÁS

Embed

En el primer caso, se tomará como base el texto que está en el Congreso y que había recibido el apoyo de la CGT. El mismo crea una comisión evaluadora con carácter vinculante. Esto quiere decir que un trabajador deberá pasar su reclamo por vía administrativa y lo que decida esa comisión no puede luego ser apelado en la Justicia del trabajo.

El otro DNU elimina los denominados "feriados puente" y establece una mayor cantidad de feriados movibles. Esta medida trae polémica porque en la redacción original del proyecto se establecía que el 24 de marzo se convertía en un feriado turístico más, lo que generó la crítica de los organismos de derechos humanos.

Además, el oficialismo planea endurecer los controles migratorios con un tercer decreto de necesidad y urgencia. El Gobierno viene deslizando la necesidad de controlar los antecedentes penales de quienes ingresen al país, algo que efectivamente existe en la legislación vigente.

Días atrás, la diputada del Frente Renovador, Graciela Camaño, advirtió que el Gobierno podía elegir la vía del DNU y sortear al Congreso en el año electoral. Su anuncio está a punto de cumplirse.