Tras la escandalosa sesión fallida por la reforma previsional del pasado jueves 14 de diciembre, Cambiemos evalúa ceder ante la oposición e instalar un identificador para dar a conocer quiénes aportan quórum en el Congreso.

Según publicó el portal Parlamentario, Monzó planea arrojar un manto de transparencia a la cuestión, aplicando el mismo sistema que se utiliza al momento de votar: que los diputados deban identificarse, a través del registro de su huella dactilar, para luego dar a conocer el listado.

Es que durante la sesión de aquel jueves, se llegaron a escuchar denuncias de diputados "truchos" y hasta de algunos que dieron quórum en dos bancas en forma simultánea. En aquella oportunidad, Monzó dio por abierta la sesión, aunque la presión contra la reforma jubilatoria finalmente pudo más y suspendió el debate.

De esta forma, el Gobierno podría avanzar con un histórico reclamo de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que se dedican al acceso a la información.

En esta nota