El diputado nacional Martín Doñate (Frente para la Victoria) presentó un recurso ante el juez Claudio Bonadio para que las 60.000 cunas del Plan Qunita no sean quemadas, como lo dispuso el magistrado, sino enviadas a Río Negro para su uso en hospitales y entidades sociales que trabajan con la niñez.

"Nos presentamos con 'terceros interesados' dentro del plazo previsto para la ejecución de la orden de Bonadio, con el propósito de revocar esa decisión y conseguir las cunas, que realmente aportan soluciones frente a necesidades extremas de nuestra población", dijo Doñate a Télam.

El diputado recordó que el Plan Qunita "funcionó muy bien en la provincia en 2015, se usaron 1.128 cunas sin que hubiera un solo problema, como tampoco lo hubo en todo el país", agregando que quedaron "otras 800 cunas en depósitos de los hospitales porque con la asunción de (presidente Mauricio) Macri el programa se cayó, sin que sea reemplazado por nada parecido".

"Las cunas no tienen ningún problema técnico y la causa que lleva Bonadio es por un presunto sobreprecio, no porque sean riesgosas como dice. Tienen el respaldo de la Sociedad Argentina de Pediatría, el INTI y Unicef, que también pidió no quemarlas"
, agregó.

Indicó que las advertencias "para bebés de más de más de 9 kilos de peso es un disparate, porque son moisés para los primeros seis meses de vida del bebé, y que llevan un claro instructivo de sus usos y prevenciones".

    En esta nota