El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, criticó la gestión kirchnerista al asegurar que "la vieja forma de hacer política generó el 32 por ciento de la pobreza en el país", al tiempo que estimó para el 2017 "un año muy bueno para la economía".

"La realidad es que la herencia, que es sumamente pesada, si hubiera seguido en manos del kirchnerismo, hubiese sido catastrófica", sostuvo el ministro, quien a su vez consideró que si no había un cambio de gobierno, el destino de Argentina "era parecido a Venezuela".


Dietrich también se mostró optimista con respecto al repunte de la economía a partir del segundo semestre al afirmar que "estamos viendo esa luz al final del túnel", y destacó la mejora de algunos índices como el "salto positivo en la generación de trabajo durante agosto".

"Siempre hubo una luz al final del túnel que ahora se ve más fuerte porque hay datos que así demuestran que estamos saliendo", dijo en una entrevista con La Gaceta de Tucumán.