Tras los despidos efectuados en el municipio de Quilmes, bajo el mando de Martiniano Molina, el Secretario de Gobierno del Municipio Diego Buffone lanzó una insólita justificación: "No se echó a nadie, sólo se redujo la planta".

Según publicó el portal El Sol, Buffone afirmó que la reducción se produjo "porque los funcionarios decidieron con qué asesores y con qué personal se quedarían para cumplir su tarea”. Asimismo, Buffone confirmó que se suprimirán 222 cargos de la Comuna, eliminando algunas áreas y transformando otras en rangos menores.

“El Municipio realizó este importante ajuste en los puestos de jerarquía, principalmente en las Secretarías, Subsecretarías y departamentos, lo que permitirá realizar un ahorro de 100 millones de pesos que se volcarán a la gestión”, manifestó el referente del Municipio.

"Esta es una manera de jerarquizar la carrera municipal, en la que habrá incrementos de un 10% para los subdirectores, del 8,5% para los Jefes de Departamentos, un 4% para los Jefes de División y un 20% por ciento de bonificación por función" expresó al portal El Sol.

En esta nota