La ley que prohíbe las carreras de galgos en toda la Argentina fue aprobada en el Congreso. La norma fue eje de una fuerte polémica que incluyó marchas a favor y en contra frente al recinto de Diputados, y una fuerte discusión en la cámara, en donde el discurso de Diana Conti llamó la atención por su dureza.

La iniciativa recibió el aval de 132 diputados, contra 17 negativos y 32 abstenciones. La legisladora del bloque FpV emitió duros términos contra el proyecto, al que consideró "fascista" por instalar penas de prisión efectiva para quienes organicen o promocionen las carreras de galgos y lo comparó con los castigos para otros delitos que se cometen contra las personas y que tienen una condena similar.

Asimismo, la bonaerense subrayó que estas actividades están enraizadas en la "microeconomía" (sic) de las provincias. "Está instalada no en la idiosincrasia de los porteñitos que miran TN, sino en la cultura popular" y cuestionó a sus pares que, "por querer quedar bien con los artistas", acompañaron este proyecto. Finalmente, desafió a todos al decir que votaría en contra "aunque me linchen en la calle".

Embed