La caída del consumo por la pérdida de poder adquisitivo no dio un respiro en el Día del Amigo, uno de los más grandes festejos comerciales. De acuerdo a un estudio de CAME, las ventas en la fecha bajaron 0,2%.

La Cámara de la Mediana Empresa estimó que un millón y medio de personas de todas las edades salieron a celebrar la amistad en todo el país. Esto representó un 15,4% más que el año pasado. El rubro gastronómico se llevó buena parte del gasto, ya que la mitad del consumo se concentró allí.

LEER MÁS: El desopilante error de Macri en el saludo por el Día del Amigo

Siempre según la central fabril, el 30% de quienes festejaron lo hicieron en restaurantes, bares, boliches y casas de té, donde hubo un aumento promedio del 1% frente a la misma fecha del año pasado. A su vez, otro 20% se concentró en panaderías y envíos, donde las ventas crecieron 5%. “El incremento en este último rubro se debe a que muchos grupos decidieron juntarse en el hogar para abaratar costos”, explicaron desde CAME en un comunicado.

Por la elevada inflación, el año pasado las ventas ya habían caído 7,4% frente al Día del Amigo de 2015, por lo que la de este año fue la segunda merma consecutiva.

En esta nota