El cabezazo de Zinedine Zidane a Marco Materazzi en la final del Mundial de Alemania 2006 es una gran mancha en su espectacular carrera, marcada por la elegancia y la distinción con el balón.

LEÉ MÁS: Otra cancha sin protección perimetral casi causa una nueva tragedia en el fútbol

De ese hecho fundamental para que Italia se alzara con la copa del mundo ya pasaron once años y poco ha dicho el ex futbolista al respecto. Sin embargo, en una reciente entrevista con la televisión francesa, 'Zizou' se animó a hablar del tema.

Diezmados por la expulsión de su referente, 'Les Bleus' no pudieron aguantar el partido y cayeron en los penales frenta a la 'Azzurra'. Esa fue la última imagen a nivel internacional del campeón del mundo 1998.

LEÉ MÁS: Muerte del rugbier: Habló el presidente de la URBA

"No estoy orgulloso de ese gesto. Me he disculpado ante todos los jóvenes, ante todos, ante todos esos entrenadores que hacen que el fútbol sea otra cosa", afirmó el DT del Real Madrid.

Embed

Y reconoció que aquel episodio "forma parte de mi carrera, forma parte de mi vida, forma parte de las cosas que no son graves, pero que uno debe aceptar, uno debe digerir".

En esta nota