El Ministerio de Hacienda, ahora conducido por Nicolás Dujovne, comenzó con la "limpieza" del personal en línea con el trabajo de "mirar muy finito" como adelantó el ministro que haría al llegar a la cartera económica para reducir gastos del Estado.

En este caso, la mirada "fina" fue focalizada por una cuestión ideológica. Se decidió así desplazar a la subsecretaria de Ingresos Públicos del Ministerio de Hacienda, Claudia Balestrini, por sus "vínculos con el kirchnerismo".

Según pudo saber LA NACION, "ayer se le comunicó la novedad a Balestrini, quien, sin embargo, seguiría como asesora de la Secretaría de Hacienda que conduce Rodrigo Pena".

Según una fuente allegada al tribunal, "Balestrini trató de impulsar la designación transitoria en las dos secretarías generales con los candidatos propuestos por los denominados "Vocales K".

En tanto, según el tributarista ligado al radicalismo, Antonio Figueroa, dijo que "ahora que el Gobierno está hablando de reforma tributaria, Balestrini no sabe nada del tema; tuvo una gestión floja desde que asumió".

Embed