El Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de Rosario (SMATA) advirtió que peligran 800 puestos laborales en la planta industrial de General Motors en la localidad santafesina de Alvear. La decisión empresaria será como consecuencia de que en marzo próximo se dejarán de fabricar dos modelos de autos.

El secretario general del gremio, Marcelo Barros, dijo que "se darán de baja las líneas del Agile y del Corsa Classic, en la que hoy están abocadas 800 personas que todavía no saben qué pasará". "Por la crisis, en Brasil hace tiempo que no están comprando nada y además están intentando colocar su producción en el país, afectando a la mano de obra local", precisó.

LEER MÁS: El ministerio de los despidos inventó 146 cargos con sueldos promedio de $ 70.000

El titular de la seccional de SMATA comentó que "estamos teniendo reuniones permanentes con los directivos de GM para ver qué va a pasar, y ellos quieren esperar a marzo a ver cómo está el panorama". Dijo que "este cuadro de situación está afectando a la autopartistas locales, cuyas ventas se han contraído notablemente" y puso como ejemplo "la producción y venta de tubos de gas (GNC).

"Además, se ha caído notablemente la venta y en talleres donde trabajan dos o tres muchachos están al borde de cerrar", indicó. El año próximo, la empresa sólo tiene previsto para la planta de Alvear el lanzamiento de la nueva línea de producción del Cruze II.

En esta nota