Un informe del centro CEPA reveló que casi 5 mil personas perdieron sus empleos en marzo, en un contexto difícil para los trabajadores. Los peores números los arroja la industria, ya que 6 de cada 10 cesantías vienen de ese sector.

En total, 4.823 personas perdieron su empleo en marzo, y acumula una merma de 9.599 personas en el primer trimestre. A ello se le suman 2.594 suspensiones en lo que va del 2017. En relación a febrero también hubo un incremento.

De acuerdo al estudio, publicado en el matutino Página 12, desde diciembre de 2015 hubo 249.143 trabajadores afectados. Este número incluye no solo los despidos, sino también los suspendidos. El sector privado lleva la cabeza, con poco más de 178 mil empleados, mientras que otros 75 mil provinieron del sector público.

LEE MÁS

Embed

De acuerdo al titular de CEPA, Hernán Letcher, "si en 2016 la política flexibilizadora laboral fue de ‘trazo grueso’, sustentada en la pérdida masiva de puestos de trabajo y la caída de salario real, en 2017 se puede hablar de una ‘sintonía fina’ flexibilizadora, donde además de despidos y caída de los salarios, se suman acuerdos como el de los petroleros en Vaca Muerta, que el propio Gobierno pretende extender a la industria automotriz (el presidente Mauricio Macri estuvo en Córdoba anunciándolo), a la construcción, al rubro textil y el del calzado entre otros, que incluye la pérdida de derechos laborales adicionales.”