Con la policía en la puerta, el Canal de la Ciudad que depende del Gobierno porteño está tomado por los trabajadores por despidos y ataque de las autoridades al sindicalismo.

Más de 50 trabajadores ocuparon los estudios del canal porteño y están de paro porque ya hubo cinco despidos y hay amenaza de que en total se quedarían en la calle 30 personas más.

La dirección del canal echó a un candidato a delegado del SAT (Sindicato Argentino de Televisión) y otros cuatro trabajadores que participan asiduamente de las asambleas.

Uno de los despedidos, Tomás Scillama (31 años, editor), contó a El Destape en una entrevista telefónica: "Trabajaba acá hace cuatro años y medio. Estaba con un contrato de locación de servicios, monotribusta".

Scillama afirmó a este portal: "El viernes me llamaron a mí y a otros compañeros los respectivo jefes de cada uno y nos dijeron que no nos renovaban el contrato. No nos notificaron por escrito. Nos decían que de ninguna forma es por mi desempeño laboral. Nos argumentaron que era por reducción de la planta de trabajadores pero lo cierto es que nos echaron a mí, que fui candidato a delegado, y a compañeros que venían a las asambleas".

El edificio del Canal de la Ciudad, situado en Guardia Vieja 3334, está custodiado por la Policía Federal, a tono con el mismo procedimiento llevado a cabo hoy en Radio Nacional y la TV Pública, donde también se esperan despidos.

Los señalados por los despidos son el director del canal, Eduardo Cura, ex marido de la vicepresidenta Gabriela Michetti (tuvieron a su hijo Lautaro en 1993); y su mujer Patricia Rey, nombrada por él, que es la directora de Recursos Humanos del Canal de la Ciudad.

En esta nota