Trabajadores despedidos por la avícola Cresta Roja protestaron en la planta ubicada en la autopista Ezeiza-Cañuelas. Ante un fuerte operativo de Gendarmería decidieron retirarse, aunque alertaron que regresarán el martes, día en que se llevará a cabo una reunión en el Ministerio de Trabajo para intentar destrabar el conflicto.

"Por la conciliación obligatoria, las dos plantas deberían haber trabajado con normalidad este lunes con los empleados despedidos afuera. Sin embargo, nos encontramos con que ningún operario pudo ingresar", sostuvo en diálogo con NA Mauricio Herrera, uno de los echados.

La reunión en el Ministerio de Trabajo se llevará a cabo a las 15, según lo pautado, y Herrera advirtió que los empleados "llegarán a primera hora del martes y permanecerán a lo largo de la jornada a la espera de los resultados del encuentro".

Este lunes fue desplegado un fuerte operativo de la Gendarmería nacional para impedir que los trabajadores despedidos por la avícola cortaran el tránsito tras ver cerradas las puertas de la planta. Proteinsa, la administradora de Cresta Roja compuesta por Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Lacau, decidió no abrir este lunes y los portones permanecieron cerrados con cadenas.

LEER MÁS: Trabajadores de Cresta Roja reclaman la reincorporación de 51 despedidos

En ese escenario, un centenar de trabajadores se manifestó en el acceso a la planta de producción de pollos ubicada en la localidad de El Jagüel, en el partido de Esteban Echeverría, después de haber sido despedidos la semana pasada. Los trabajadores denunciaron en el lugar que la empresa Proteinsa "desconoció la conciliación obligatoria dictada el viernes por el Ministerio de Trabajo", después de que se efectuaran los primeros despidos.

Los empleados de la avícola habían reclamado la intervención de la cartera que conduce Jorge Triaca después de que la compañía les comunicara a los operarios que habían sido desafectados de sus funciones.

En esta nota