Angel Leonardi, un joven graduado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), fue salvajemente golpeado por haber militando en La Cámpora. La víctima contó por la red social Facebook que el hospital de Rosario constataron que por la golpiza tiene fracturas en sus dedos y lesiones faciales en nariz, ojos y boca.

Todo comenzó el sábado por la noche cuando estaba a punto de retirase de la fiesta de fin de año organizada en la Facultad de derecho de Rosario y tras ir al baño se topó con un joven que lo increpó al grito de: "A ver, vos que sos de La Cámpora, si te la aguantás". Leonardi identificó que el agresor es Guillermo Canseco, consejero estudiantil de la Facultad por la agrupación socialista Defendamos Nuestra Identidad (DNI).

Embed

Leonardi contó que le pidió al agresor que se retire "pero es en ese momento que Canseco comienza a agredirme y decirme que salga afuera". Y agregó: "Al salir por calle Santa Fe, sin otro ánimo de que algún (personal de) seguridad presente contenga la situación, el mismo vuelve a agredirme desde atrás, a lo cual, y aún sin entender mucho, comencé a defenderme". Contó que al llegar a la esquina de Moreno y Santa Fe, se sumó a la agresión otro militante de DNI, "quien no sólo alentaba a que su amigo me golpee sino que también colaboraba para obtener una situación más ventajosa por sobre mi persona".

"Ustedes los de La Cámpora, que antes se hacían los vivos, a ver si ahora se la aguantan", contó que lo amenazó.

Tras la agresión, dos guardias de seguridad y dos jóvenes de DNI lo llevaron hasta la plaza San Martín para que se limpie la sangre de la cara. "En ese momento, Canseco viene nuevamente y me golpea en presencia de sus propios compañeros de agrupación, a lo cual harto de de la bronca, me le fui encima para que frene. Es en ese momento en que la presidenta del Centro de Estudiantes Gabi Menegozzi y Matias Figueroa me sacan y se ofrecen a ayudarme", contó.

Desde la agrupación DNI publicaron un escueto comunicado de tres párrafos que no hace referencia al nombre del agresor, aunque reconoce que van "a tomar las medidas que sean necesarias para el caso, y para evitar terminantemente que en el futuro se repita algo similar".

Embed