La inflación acumulada de los asalariados formales desde que asumió Mauricio Macri en 2015 para el 10% más pobre fue del 76,6%. En cambio, para el sector de ingresos más altos fue del 57,3%, según los datos publicados por el IET.

La suba mensual de los asalariados registrados fue del 1,3% en junio en promedio, con lo que mostró una leve disminución respecto del período anterior. La inflación en el sexto mes del año fue del 23,4% interanual.

En el mismo sentido, por 18 meses consecutivos, la inflación interanual fue más intensa en los deciles de bajos ingresos relativos, que destinan un porcentaje mayor de los mismos a servicios públicos y alimentos. Mientras que para los trabajadores de más altos ingresos el alza mensual de junio alcanzó 1,64%, para los del extremo de más bajos recursos se ubicó en el 1,09%.

LEER MÁS: El diario más importante de España alertó sobre la desigualdad en la Argentina

El estudio desarrollado por el Instituto Estadístico de los Trabajadores indica además que el salario real medio fue en junio 4% menor al de noviembre de 2015. Asimismo, el informe advierte que a diferencia de los 4 meses previos, la inflación de junio fue mayor en los hogares asalariados de mayores ingresos, debido a la inestabilidad de precios en servicios públicos, que afectan más a deciles bajos de la sociedad.

En esta nota