Una joven denunció que fue abusada dentro del propio Colegio Nacional Buenos Aires. El hecho ocurrió entre el 7 y el 8 de septiembre, en medio de la toma dispuesta por los estudiantes en repudio a la reforma educativa en la Ciudad, pero recién se conoció cuando la joven lo sacó a la luz en un grupo privado de Facebook días después y fuera difundido por las autoridades del establecimiento.

El centro de estudiantes, por su parte, reconoció que se enteró por la propia adolescente del hecho pero que decidió en cambio no hacerlo público por respeto a la víctima. Sí, en cambio, le sugirieron al agresor que no vaya al colegio para evitar inconvenientes.

El episodio fue dado a conocer por el rector Gustavo Zorzoli, quien sostuvo que los alumnos que conducían la toma en rechazo a la reforma educativa "optaron por no comunicar el hecho a las autoridades".

El máximo directivo de la institución educativa que depende de la UBA informó que el abuso se produjo en el comienzo de la toma del colegio y reveló que los estudiantes que llevaron adelante la medida de fuerza decidieron no reportar el hecho a las autoridades.

Ante esto, el centro de estudiantes le respondió con un comunicado en el cual aclararon que "lo que se hizo fue respetar los tiempos de la víctima para salir a hablar, sin exponerla a una situación de la que ella no quería ser parte". "Apenas se supo de la situación, se resguardó la integridad de la estudiante, hablando con el abusador para pedirle que no viniera más a la toma para no generar una situación incómoda para ella. Además, al día siguiente de lo sucedido empezamos a redactar un Protocolo contra la Violencia de Género para el colegio", informaron desde los estudiantes.

En otro párrafo, aseveraron que siempre quisieron "llevar el tema a las autoridades" y criticaron al rector, Gustavo Zorzoli, y a los medios por "usar este reclamo con fines políticos de deslegitimar la lucha de los estudiantes de Capital".