Tras la represión a los docentes frente al Congreso, denunciaron penalmente al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, al ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, y a su secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro. Se los acusó de abuso de poder y violación de sus deberes de funcionario.

En la noche del domingo, los maestros intentaron instalar una escuela itinerante en la Plaza de los dos Congresos. Ante la creativa y pacífica protesta de CTERA, que contaba con habilitación y no incluyó corte de calle, Larreta envió a fuerzas de choque de la Policía de la Ciudad para impedir el acto.

Luego de arrojar gas pimienta y golpes, detuvieron a cuatro trabajadores de la educación. Según declaraciones de Roberto Baradel, dirigente de Suteba, la orden fue emitida por la Presidencia de la Nación. La Defensoría del Pueblo porteño colaboró para tramitar la aceleración de la liberación y un nuevo permiso para colocar la carpa, que el Gobierno volvió a conceder.

LEER MÁS: El Gobierno censuró los afiches contra la abogada que se burló de Micaela

Ante los evidentes excesos de las fuerzas de choque, la Fundación por la Paz y el Cambio Climático denunció penalmente a los funcionarios involucrados. Para la ONG, tanto Ocampo como D’Alessandro son “los responsables del exceso en cumplir una orden que trasgrede el artículo 14 de la Constitución Nacional, que brinda el derecho a la libre protesta. “Es decir, cometieron delito”, simplificó.

Por ello, solicitó que “sufran la persecución penal inherente al ejercicio de sus funciones, toda vez que de manera y forma desleal incumplen los deberes para lo cual la sociedad les dio su confianza”.

Ante todo, requirió que la Secretaria de Seguridad de la Ciudad envié la nómina del personal participante en los hechos, a los efectos de identificar a todos los actuantes, en especial aquellos agentes que aplicaron la fuerza mediante el uso de su pierna y presionaran contra al piso la cabeza de un maestro, “utilizando para ello su rodilla con el solo objeto de su aprehensión”. Acto seguido, intimó que se los separe de la fuerza de forma y manera irreversible.

La causa fue presentada esta mañana en Comodoro Py y por sorteo recayó en el Juzgado de Luis Rodríguez, que trabaja este año con la Fiscalía de Eduardo Taiano.

En esta nota