El diputado nacional Darío Martínez presentó en los Tribunales Federales de Comodoro Py una denuncia Penal contra el presidente Mauricio Macri por defraudación por la toma de deuda externa con la colocación de un bono a 100 años. Recayó en el juzgado de Ariel Lijo, que trabaja con la fiscalía de Juan Zoni.

La denuncia es por defraudación, delito tipificado en el Código Penal por el artículo 173, inciso 7. Está dirigida al Presidente, al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y a los ministros de Finanzas, Luis Caputo, y Hacienda, Nicolás Dujovne.

“El Gobierno argentino realizó una ruinosa operación para los intereses del Estado, del fisco y del pueblo argentino de hoy, y de las futuras generaciones, tomando U$S 2.750 millones de deuda a 100 años de plazo a una tasa nominal del 7,125% anual, que objetivamente costará una tasa de interés anual del 7,9% anual, al haberse colocado tales bonos bajo la par”, expresó Martínez. El legislador explico que el Tesoro nacional solo recibió U$S 2.480 millones ya que se colocaron casi 10% bajo la par, aunque la deuda nominal es de U$S 2.750 millones.

LEER MÁS: Para Caputo, el bono que pagarán los próximos 25 presidentes "es un gran logro"

“Esta escandalosa operación financiera que perjudica los intereses argentinos y sólo beneficia a los inversores que adquirieron estos bonos, es un claro acto de administración contra los intereses del Estado”, embistió el diputado justicialista.

Martínez cuestionó que “no tiene ninguna explicación lógica como deudor, atarse voluntariamente por un siglo a pagar una tasa de interés altísima en términos internacionales, cuando se podría obtener el mismo resultado en cuanto a obtención de financiamiento, pero comprometiendo pagar esa tasa de interés durante solo 10 años”.

Explicó que cuando sólo haya transcurrido el 13% del plazo, los acreedores habrán recuperado todo el capital invertido y, luego, “pasarán el 87% del tiempo acordado recibiendo una renta casi perpetua que al final sumará un monto total equivalente a 12 veces y media el importe originalmente invertido”.

En esta nota