Un diputado del Frente para la Victoria se presentó en la Justicia para impedir que YPF compre los activos de Shell Argentina ya que, argumentó, la compra de las refinerías y estaciones de servicio de la firma angloholandesa pondría en peligro financiero a la petrolera estatal.

El recurso de amparo, presentado por Rodolfo Tahilade, sostiene que la operación de entre 900 y mil millones de dólares se hacen sobre activos que se encuentran dentro de una "maniobra de vaciamiento" ya que entiende, tienen un “claro propósito de erosionar la viabilidad económica de la misma y dar justificación a una supuesta ineficiencia que conduzca luego, a nuevos planteos de privatización".

Tahilade manfiestó su sorpresa porque "en un contexto de ajuste" la empresa realice una operación que definió como "costosa y arriesgada". Según datos oficiales, la producción de petróleo cayó 6,5% interanual en febrero. De esta forma, se ubicó en los niveles más bajos desde 1991.

LEE MÁS

Embed

Entre las cláusulas que pone la petrolera angloholandesa para aceptar la oferta se encuentra la imposición de mantener la marca Shell para sus más de 600 estaciones de servicio. "De esta forma, se asegura la posibilidad de reingresar al negocio, una vez superada su actual necesidad de financiamiento”, aseveró el diputado kirchnerista.

Según publicó recientemente el diario La Nación, YPF pugna con otra oferta para hacerse de Shell Argentina. Su rival es Pluspetrol, la tercera mayor productora de crudo del país detrás de la empresa estatal y PAE.